Altia consigue un contrato con Madrid Digital por algo más de 1 millón de euros

  • PROVEEDORES

acuerdo contrato

Madrid Digital, la agencia para la Administración digital de la Comunidad de Madrid, ha adjudicado a Altia un contrato de servicios de consultoría y desarrollo para el área de Sanidad no asistencial. El proyecto, que durará dos años con opción de ampliación a otros dos, supera el millón de euros.

Recomendados: 

La tecnología digital al servicio de la calidad Leer

Domina la complejidad en el cloud Leer

Altia ofrecerá consultoría, definición y desarrollo de soluciones para el área sanitaria de Madrid Digital en virtud del contrato de servicios firmado con la agencia. El proyecto, que durará dos años con opción de ampliación a otros dos, se ha adjudicado por 1.089.256 (IVA incluido).

Actualmente, la agencia precisa una visión general del estado de los procesos y los sistemas de la Consejería de Sanidad para proporcionar un mapa de cobertura actual y de futuras necesidades. Así, prestará servicios de consultoría funcional especializada para definir procesos y especificaciones funcionales sobre los sistemas de información en los centros directivos de la Consejería de Sanidad de la región.

Según explica la firma de servicios profesionales, el plan incluye los trabajos de definición de soluciones tecnológicas modulares e integradas para la construcción e implantación de los Sistemas de Sanidad no Asistencial y no corporativos que se concreten en la fase de consultoría. Posteriormente, la información obtenida en la fase de consultoría será enriquecida con aspectos tecnológicos y buenas prácticas de otras Consejerías y entidades de similares competencias a través de la información proporcionada por un observatorio creado para tal fin. En este sentido, la agencia buscará dar respuesta a necesidades comunes mediante la construcción de una arquitectura orientada a servicios y sistemas modulares reutilizables y parametrizables.

Altia se encargará también de actualizar y proponer sistemas que proporcionen a la Administración las herramientas necesarias para el desarrollo de sus competencias y para ajustar la oferta y la demanda de servicios de manera alineada con sus expectativas y prioridades.