El Ayuntamiento de Madrid crea su propio Centro de Ciberseguridad

  • SOCIEDAD DIGITAL

Madrid ciberseguridad

El espacio aspira a convertirse en una referencia internacional para la ciberseguridad de las ciudades inteligentes. También se ha constituido el Comité Municipal de Seguridad de la Información y se ha elaborado la Estrategia de Ciberseguridad. Estas tres iniciativas conjuntas persiguen incrementar la protección de la información de los madrileños y los servicios a su disposición.

Recomendados: 

TECHNO VISION 2021-22 Leer

Estudio sobre digitalización de la Administración Leer

Madrid busca proteger la información de sus ciudadanos. Para ello ha creado el Centro de Ciberseguridad del Ayuntamiento de Madrid. Lo ha hecho de la mano del organismo autónomo IAM (Informática del Ayuntamiento de Madrid), auténtico eje vertebrador de la prevención, la monitorización, la vigilancia y la respuesta de la capital ante posibles ciberincidentes.

El centro aspira a convertirse en una referencia internacional en el ámbito de la seguridad para las ciudades inteligentes. No en vano, amplía su alcance de acción a todas las infraestructuras municipales, así como a las empresas que proporcionan servicios, según se integra en la Red Nacional de Centros de Operaciones de Ciberseguridad. 

El Ayuntamiento de Madrid, consciente de que el número de amenazas y ataques en el ciberespacio se multiplica año tras año, considera la ciberseguridad un objetivo estratégico tanto para el ciudadano de a pie como para las compañías y sociedades. Una postura que alinea a la capital con el Informe de Riesgos Globales 2021 del World Economic Forum, donde se subrayan las posibles pérdidas financieras, las tensiones geopolíticas y la inestabilidad social derivadas de la ciberdelincuencia.

Las administraciones públicas son igualmente un objeto continuo de ataques, tanto globales como particulares, como constata otro texto importante, el Informe de Ciberamenazas y Tendencias 2021 del Centro Criptológico Nacional (CCN), que muestra la evolución de la lucha contra la cibercriminalidad en el sector público, según destaca el incremento de la complejidad de las técnicas empleadas y el creciente impacto en los organismos públicos.