Ingenieros, profesores y estudiantes reclaman al Gobierno la vuelta de la asignatura de informática entre sus competencias

  • SOCIEDAD DIGITAL

Educacio´n digital

Para los profesionales del sector, la supresión de la asignatura de informática en la nueva ley (LOMLOE) se ha dado en el peor momento. Según Dell y el Institute for the Future, el 85% de los trabajos del futuro requerirán de competencias digitales. O sea, que cada vez se hace más evidente la necesidad de profesionales TIC.

Recomendados: 

“Un hándicap de las ayudas es que pueden comprometer la necesidad de gasto a futuro”, Jaime Santamarta, concejal del Ayuntamiento de Las Rozas Webinar

Administración 2030: Propuestas para la próxima década Leer

"No hay progreso sin informática" es el lema de la campaña que han iniciado las asociaciones de ingenieros, profesores y estudiantes para que el Gobierno vuelva a incluir la asignatura de informática entre sus competencias, pues la nueva Ley de Educación, la LOMLOE, ha decidido eliminar esta asignatura del currículo de Bachillerato.

Para los profesionales del sector, la supresión de la asignatura de informática en la nueva ley se ha dado en el peor momento. Y es que, según Dell y el Institute for the Future, el 85% de los trabajos del futuro requerirán de competencias digitales. O sea, que cada vez se hace más evidente la necesidad de profesionales TIC.

Un nuevo hándicap para el sector
La asignatura de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) nunca ha sido obligatoria. En función de la rama de Bachillerato que se escogiera, el alumno podía decidir cursarla o no. Sin embargo, el hecho de que estuviera recogida en la ley de Educación dejaba su regulación en manos del Ministerio, que especificaba, entre otras cosas, las horas que le correspondían.

La Ley Orgánica de Modificación de la LOE no incluye esta asignatura en su redacción, por lo tanto, la competencia queda en manos de cada Comunidad Autónoma. Serán ellas quienes decidan a voluntad si esta materia se encuentra entre sus optativas. Por su parte, el Ministerio de Educación mantiene que las competencias digitales de los estudiantes se potenciarán de manera transversal durante todos los años escolares. Además, los alumnos deberán cursar en la ESO asignaturas de Digitalización y Tecnología. Pero, ¿será suficiente?

Para los profesionales de la informática, que la única asignatura de Bachillerato relacionada con el gremio quede en manos de las Comunidades Autónomas supone un problema, pues el sector ya cuenta con una acusada falta de talento y esta decisión puede iniciar una seria brecha entre los estudiantes de cada región.

Además, mientras estallaba la polémica en torno a la supresión de la asignatura de informática en la LOMLOE, el Consejo de Ministros ha aprobado un nuevo Catálogo Nacional de las Cualificaciones Profesionales. Un documento que se utiliza como base para la elaboración de la oferta educativa de Formación Profesional y que incluye, entre las nuevas cualificaciones, profesiones estrechamente relacionadas con las nuevas tecnologías, como son el Diseño de interfaces gráficas, interacción y experiencia de usuario en dispositivos digitales; la Instalación y mantenimiento de dispositivos y sistemas conectados (IoT); la Digitalización aplicada al entorno profesional; y la Gestión de datos y entrenamiento en sistemas de Inteligencia Artificial. Todas ellas destinadas a reforzar la formación en nuevas tecnologías en el currículo de la Formación Profesional.