La Xunta de Galicia apuesta por la Inteligencia Artificial para agilizar sus servicios públicos

  • TECNOLOGÍAS

Xunta digitalizacio´n

La directora de la EGAP, Sonia Rodríguez-Campos, destacó la importancia de la Estrategia Gallega de Inteligencia artificial 2021-2023 en la inauguración del curso monográfico ‘La Inteligencia Artificial en la Administración’ que tuvo lugar ayer, en Santiago de Compostela. La propuesta de reglamento de la Unión Europea sobre IA, la seguridad en la aplicación de las nuevas tecnologías o el respeto a los derechos fundametales de los ciudadanos son otros de los asuntos a abordar.

La directora de la Escuela Gallega de Administración Pública (EGAP), Sonia Rodríguez-Campos, inauguró ayer el curso monográfico La Inteligencia Artificial en la Administración, que reunirá durante dos días, en Santiago de Compostela, a destacados juristas, investigadores y empleados públicos para analizar la implantación de los sistemas de IA en el ámbito público.
 
En la inauguración, Sonia Rodríguez-Campos estuvo acompañada por el director del curso, el catedrático de Derecho Mercantil de la Universidad Complutense de Madrid y abogado, Carlos Lema Devesa, y el catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, Eduardo Gamero Casado.
 
La directora del organismo hizo especial hincapié en la trascendencia de la IA, que permitirá agilizar los procesos de la Administración y mejorar la calidad en la prestación de los servicios públicos. “La Inteligencia Artificial está llamada a transformar la Administración tal y como la conocemos”. Y añadió que “tenemos la oportunidad de implantar nuevos sistemas que mejoren la vida de la ciudadanía, que impulsen nuestra competitividad y permitan una rápida recuperación tras la pandemia”.
 
Además, la directora de la Escuela destacó la importancia de la Estrategia Gallega de Inteligencia Artificial 2021-2030, la cual prevé que esta tecnología mejorará el modelo de relación de las administraciones con los ciudadanos y permitirá convertir el gran volumen de datos que maneja el sector público en un activo para optimizar los servicios públicos prestados y mejorar la fiabilidad en la toma de decisiones.
 
Por último, Sonia Rodríguez-Campos señaló que el uso de la Inteligencia Artificial también supone riesgos significativos que podrían ser incompatibles con los derechos fundamentales de los ciudadanos. “Me refiero a la opacidad, a los riesgos en la toma de decisiones, a la imprevisibilidad o al comportamiento parcial de los sistemas”. En este sentido, recordó que se está tramitando una propuesta de la Comisión Europea de Reglamento sobre IA, que prevé el establecimiento de un marco jurídico sólido y flexible.
 
Tras su intervención, el curso contó con la participación de los catedráticos de Derecho Administrativo de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, Eduardo Gamero Casado, y de la Universidad de Oviedo, Alejandro Huergo Lora.
 
Ya por la tarde, el profesor de Derecho Mercantil de la Universidad de Vigo, Pablo Fernández Carballo-Calero, trató en su ponencia sobre la relación entre la Inteligencia Artificial y el derecho a la propiedad intelectual, mientras que la interventora del Ayuntamiento de Chiclana (Cádiz), Eva María Mota Sánchez, expuso las claves de la relación entre IA y el control de la Administración local, llamada auditoría algorítmica.
 
Programa del 10 viernes
La segunda jornada del curso arranca hoy con la intervención del catedrático de Derecho Mercantil de la Universidad Complutense, Carlos Lama Devesa, y la investigadora de la Universidad de Vigo, Sara Louredo Casado, que hablarán de la Inteligencia Artifical y el derecho de propiedad industrial.
 
A continuación, el catedrático de Ciencia Política y de la Administración de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona, Carles Ramió Matas, participará con la ponencia sobre la IA en la Administración Pública.
 
El expresidente del Consejo de Estado, José Manuel Romay Beccaría, clausurará el curso a las 13.00 h. con una intervención sobre IA, Derecho y Administración.