El Gobierno se plantea flexibilizar el teletrabajo en la Administración

  • NORMATIVAS

Teletrabajo AAPP

El Ejecutivo está repensando la posibilidad de un teletrabajo de menos del 60%, lo que supondría permitir a los empleados públicos la elección de realizar uno, dos o tres días de trabajo remoto.

Recomendados: 

Estudio sobre digitalización de la Administración Leer

Administración 2030: Propuestas para la próxima década Leer 

El Gobierno se plantea que los funcionarios puedan elegir teletrabajar menos de los tres días semanales previstos. Y es que, el Ejecutivo está estudiando introducir cambios al nuevo decreto que prevé aprobar en febrero, donde fijará la posibilidad de trabajar a distancia tres días, pero donde se eliminará la posibilidad de combinar las opciones, empujando al empleado a realizar jornadas completas, ya sean de teletrabajo o presenciales.

Tras escuchar algunas de las propuestas de la Federación de Asociaciones de los Cuerpos Superiores de la Administración Civil del Estado (Fedeca), y anteriormente de los sindicatos del área pública (CSIF, CCOO y UGT), el Gobierno está repensando la posibilidad de un teletrabajo de menos del 60%, lo que permitiría a los empleados públicos poder escoger uno, dos o tres días de teletrabajo.

Actualmente, y desde el pasado mes de octubre, el Ministerio de Hacienda y Función Pública retomó la presencialidad en la AGE, salvo algunas excepciones, restringiendo el trabajo telemático a los empleados públicos a un máximo de un día semanal (el 20% de la jornada), frente a los cuatro días que tenían hasta entonces con motivo del Covid.

Funcionariado remoto
Fuentes de Fedeca subrayan que el encuentro con la Administración, celebrada con la directora general de FP, Isabel Borrel, ha sido “muy amable” y de intercambio de pareceres. Allí, Fedeca ha logrado el compromiso de la Administración para darle una vuelta a la posible eliminación del artículo 7 de la norma que veta el acceso al teletrabajo, tanto de forma directa como indirecta, del personal directivo.

Tampoco tienen claro todavía en el Ejecutivo si se continuará con el sistema de combinación de las modalidades de trabajo presencial y teletrabajo en la misma jornada. Fedeca pide que se mantenga esta posibilidad en aras de favorecer la conciliación de la vida familiar y la profesional.

Por último, la nueva normativa prevista exige al funcionario un año de trabajo en el mismo puesto para poder teletrabajar. Fedeca demanda que se valore un año de experiencia en esa función u otras similares, no necesariamente en el mismo puesto de trabajo. La federación cree que así se evitaría la práctica imposibilidad de muchos funcionarios de poder optar al teletrabajo, ya que, en algunos cuerpos administrativos con gran movilidad, como los diplomáticos, a veces mantienen el mismo puesto unos dos años, de forma que apenas podrían optar al empleo remoto.