El Gobierno Vasco desarrollará la II fase del Parque Tecnológico de Erisono

  • PROYECTOS

Eibar

La nueva construcción constará de seis nuevos bloques tecnológicos, construidos en tres fases, que se complementarán con la actividad empresarial del edificio contiguo de Tekniker y con el banco de ensayos de pruebas para aerogeneradores Windbox, adecuados en 2017 para el sector eólico.

Recomendados: 

Estudio sobre digitalización de la Administración Leer

Administración 2030: Propuestas para la próxima década Leer 

La ampliación del Parque Tecnológico de Eibar ha dado un paso de gigante. El Gobierno vasco, por medio de la consejera de Desarrollo Económico Arantxa Tapia, comunicó al alcalde Jon Iraola su apuesta por la ampliación de Erisono, sobre la que estima una inversión total futura de 16 millones de euros. 

En una reunión celebrada en la casa consistorial, la consejera anunició que este mismo año comenzará a redactarse el proyecto constructivo de la ampliación del parque tecnológico, que se ejecutará "en tres fases y constará de seis edificios".

El objetivo del ejecutivo vasco es sacar a licitación la primera fase del proyecto a finales del presente ejercicio o, en su caso, a comienzos del 2023. Asimismo, el alcalde pudo saber que la actuación, que se realizará desde Sprilur y que será gestionada por la Red de Parques Tecnológicos de Euskadi, estará financiada por el Gobierno vasco con 16 millones de euros, sin perjuicio de que pueda ser financiada con Fondos Europeos Next Generation.

La nueva construcción se complementaría, en el entorno de Erisono, con la actividad empresarial del edificio contiguo de Tekniker y con el banco de ensayos de pruebas para aerogeneradores Windbox que Sprilur adecuó en 2017 para el sector eólico.

Las parcelas urbanizadas tienen unas dimensiones 9.100 y 5.000 metros cuadrados, y están separadas por un talud que permitirá delimitar ambos edificios. Además del espacio destinado a actividades empresariales, el proyecto contempla la disposición de una superficie de 1.900 metros cuadrados para equipamiento y otros 9.550 metros cuadrados para plazas de garajes.

Erisono está ubicado en Azitain "y dentro de una comarca con marcada experiencia técnica industrial, líder en fabricación de armas, en innovación y tecnologías, de especialización profesional y universitaria, que cuenta con un entorno industrial arraigado", explican desde el Gobierno vasco.

Tras la reunión, Iraola afirmó que "sin duda alguna, la puesta en marcha del proceso para la ampliación de Parque Tecnológico de Erisono es una buenísima noticia que esperaban desde hace años". "Ha sido un camino largo y arduo, en el que tanto mi antecesor en la Alcaldía como yo mismo hemos mantenido un sinfín de encuentros con distintos agentes e instituciones supramunicipales con el objetivo de recabar el apoyo y la financiación necesarios para impulsarla", añadió.

No obstante, Iraola dejaba traslucir una duda referente al desarrollo del resto del polígono. "Con todo, voy a continuar solicitando apoyo para que también se desarrolle el resto del polígono, ya que el planteamiento conocido hoy no lo incluye en su desarrollo y considero necesario completar la actuación", aseguró. "Durante mucho tiempo hemos visto cómo no existía un compromiso real para la ejecución de este proyecto. Ha sido frustrante en muchos momentos, especialmente porque, desde la construcción de Tekniker, hemos entendido que incrementar el suelo industrial en Eibar para la implantación de más empresas tecnológicas es un proyecto estratégico para la economía de la ciudad y de la comarca. Por fin, conocemos que la ampliación va a ser una realidad», concluyó.

El alcalde de Eibar estuvo en la reunión con Arantxa Tapia y la concejala de Desarrollo Económico, Empleo e Innovación Ana Telleria. Junto a Tapia también acudieron la directora de la Red de Parques Tecnológicos de Euskadi, Itziar Epalza, y el director de Sprilur, Txaber Ouro.