NaviLens: la tecnología que mejorará la accesibilidad de las personas con discapacidad visual en las marquesinas de Madrid

  • PROYECTOS

Pérez CLEAR CHANNEL

El sistema NaviLens, desarrollado por Clear Channel, permitirá que los usuarios invidentes o con visibilidad reducida reciban en su smartphone información muy útil cuando lo necesiten. Estará instalado en unas marquesinas de última generación fabricadas con materiales 100% reciclables.

Recomendados: 

Medición de la demanda de datos en el sector público Leer

Plan de Digitalización de las Administraciones Públicas 2021 -2025 Leer 

Transformación digital y modernización de las administraciones de las entidades locales Leer 

La Comunidad de Madrid ha decidido apostar fuerte por un futuro mejor, lo que ha llevado al Consorcio Regional de Transportes a renovar 9.000 marquesinas de paradas de autobuses interurbanos en toda la región con el objetivo de digitalizar y modernizar la experiencia del usuario.

El plan, de 10 años de duración, implicará la implementación de un diseño de última generación fabricado con materiales reutilizados y 100% reciclables. Además, se incorporarán soluciones energéticas respetuosas con el medio ambiente, como recordó el consejero de Transportes e Infraestructuras, David Pérez. Con ello, se buscará conseguir un ahorro energético cercano al 80%, de modo que, gracias a las nuevas luminarias LED, el consumo anual de 2.459.742 kilovatios se reducirá a 545.507.

Aparte, se añadirán elementos adicionales como aparcabicis, relojes y puntos de acceso wifi. Aunque la novedad que más ha llamado la atención es la implantación del sistema de información NaviLens, una tecnología que interactúa de manera sencilla con el smartphone de los usuarios invidentes o con visibilidad reducida para ayudarlos en términos de accesibilidad. 

Los códigos NaviLens son un sistema de señalización pionero que funciona mediante una aplicación gratuita que permite a las personas con discapacidad visual obtener información a una considerable distancia de las paradas de autobús. Lo hace mediante unos pequeños movimientos del teléfono generados por un sistema lector superior a los actuales códigos QR o de barras. 

Esta tecnología puede realizar un barrido angular de hasta 160 grados con una capacidad de lectura ultrarrápida. Así, cuando el usuario levanta su terminal, la cámara detecta los códigos instalados en las paradas. Cuando se agita la muñeca, se activan los detalles contenidos en cada una de las etiquetas, lo que proporciona información sobre el transporte público y los posibles obstáculos que puedan ser peligrosos. 

Se trata de un sistema desarrollado por Clear Channel, empresa responsable del suministro, la instalación y el mantenimiento de las marquesinas y los postes de señalización de las paradas de autobuses del CRTM, que ya ha sido probado y validado por la Fundación ONCE, y que estará 100% operativo en el nuevo mobiliario en un periodo de tres años. “Nos va a permitir mejorar la autonomía de las personas con discapacidad a la hora de desplazarse por los 179 municipios de la región”, aseguró el consejero David Pérez.