España es el cuarto país de la UE que más ha aumentado el acceso a Internet desde 2011

  • SOCIEDAD DIGITAL

Acceso a internet

El 89% de las viviendas españolas disponen de una conexión mayor de 100 Mbps. Además, el 83% de la población española accede todos los días a Internet, y el 81% se conecta varias veces al día.

Recomendados: 

TECHNO VISION 2021-22 Leer

Encuestas sobre soluciones digitales integradas para plataformas urbanas en todo el mundo Leer 

Plan Director Turístico de Inteligencia Artificial para Tenerife Leer 

El informe Tecnología + Sociedad en España 2021, elaborado por el Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad (ONTSI), recoge los datos más relevantes del ámbito digital y tecnológico sobre nuestro país que se han publicado durante todo el año 2020 hasta noviembre de 2021.

El estudio pone de manifiesto los avances de España a la hora de proporcionar un acceso a Internet estable y rápido, y también apunta que nuestro país es uno de los territorios de la UE que más ha reducido la brecha digital tanto a nivel de género como socioeconómico, siguiendo una de las bases del marco estratégico actual de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), así como de la agenda España Digital 2025.
 
Empoderamiento digital
España es el cuarto país de la Unión Europea que más ha crecido en cuanto a acceso a Internet en hogares, con un incremento de 32 puntos porcentuales desde 2011. El porcentaje de viviendas con cobertura ha pasado en el último lustro del 81% de 2016 al 95% de 2020, lo que supone dar conexión a casi la totalidad de las viviendas españolas.

De ese porcentaje, el 89% de las casas disponen de una conexión mayor de 100 Mbps, lo que significa que no sólo hay más hogares en España con conexión a Internet, sino que esa conexión es notablemente rápida en la mayoría de ellos. Incluidos los de la España vaciada, que han visto cómo ha aumentado su acceso a la red, hasta reducir la brecha de 15 puntos porcentuales con las grandes zonas urbanas de 2011 hasta sólo 5 en una década.

Desde el inicio de la pandemia, el número de internautas (personas que han utilizado Internet en los últimos 3 meses) ha crecido un 3,7%. Además, el 83% de la población española accede todos los días a la red, y el 81% se conecta varias veces al día.

Eso sí, aunque la brecha digital de género y por tipo de hábitat en el uso de Internet se ha reducido notablemente, esta diferencia persiste por edad, nivel de estudios y nivel de ingresos.
 
Digitalización de pymes
El informe también refleja la existencia de otra brecha, esta vez entre pymes y grandes empresas y microempresas, que es de 15 puntos. Esta diferencia se reduce a 7 puntos porcentuales en el ámbito de equipamiento e infraestructuras.

Igualmente, hay una gran distancia entre pymes y grandes compañías en materia de ciberseguridad (26 puntos porcentuales), aunque hay que recalcar que, si bien sólo el 57% de las microempresas habían aplicado en 2019 alguna medida de seguridad tecnológica, en 2020 este dato subió al 70%. Mucho tiene que ver en todo esto la adaptación masiva al teletrabajo, que ha hecho de la ciberseguridad una necesidad absoluta.

En cuanto a otros servicios tecnológicos, el porcentaje de microempresas que cuentan con una página web ha crecido 6,5 puntos porcentuales en cuatro años, hasta situarse en casi el 42%. No están tan desarrollados otros servicios más avanzados, que podrían relacionarse con el concepto de servitización, es decir, con las actividades que se basan en vender productos y servicios que aportan valor de uso, como la personalización o el diseño de productos por parte de los clientes o el seguimiento online de pedidos.
 
Tecnologías emergentes
En la actualidad, los procesos emergentes que se encuentran en fase de implantación son tecnologías del ámbito del big data, la computación cuántica, la inteligencia artificial (IA), el desarrollo de un sector TIC verde, así como las distintas aplicaciones de los recursos tecnológicos en la facilidad del uso y la interfaz natural del usuario (NIUI).

El análisis de big data en las empresas todavía no termina de despegar. En 2020, alcanzaba solamente al 8,5% de compañías de 10 o más empleados y al 3% de microempresas.

Con respecto al uso de sistemas de IA, los datos aportados por el ONTSI a partir de Eurostat reflejan un nivel de penetración aún limitado, pues sólo el 7% de las empresas españolas de 10 o más empleados utilizaba un sistema de IA en 2020.

Por otro lado, preocupa el consumo de recursos naturales por parte del sector digital. Se calcula que, a nivel global, las tecnologías consumen el 5% de electricidad, producen unas emisiones de gases de efecto invernadero del 4% y provocan un consumo de agua del 0,2%. Por ello, para configurar un sector TIC verde, se debe apostar por un conjunto de recomendaciones, como el empleo de la computación en la nube o la recogida y/o entrega, en puntos diseñados, de equipos y elementos técnicos deteriorados.

Finalmente, el estudio incide en el uso de asistentes de voz y de los llamados chatbots en sistemas de atención al cliente, el aumento de la realidad virtual y las aplicaciones vinculadas al movimiento en videojuegos y la realidad aumentada en el entretenimiento, que, junto con la realidad mixta, la tecnología háptica y el empleo de datos biométricos por parte de las empresas, constituyen las líneas de investigación futuras para el sector de la tecnología.