La Comunidad de Madrid inicia las inversiones para construir la primera línea de Metro automatizada

  • TECNOLOGÍAS

Metro automatizado Madrid

Se emplearán más de 4 millones para resolver las demandas de movilidad del desarrollo urbanístico en la capital. Los trenes circularán sin conductor, vigilados y programados desde un centro de control. El proyecto contempla tres estaciones nuevas y la conexión de intercambio en Chamartín con las Líneas 1 y 10, un ramal de conexión con la L10 y otro para las cocheras.

  Recomendados....


Tendencias TI 2023 y factores que influirán en su despliegue Webinar
Administración Pública Digital: progreso y vanguardia  Acceso 
Digitalización y sostenibilidad como impulsores del PIB Informe

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy iniciar las inversiones necesarias para construir en Madrid Nuevo Norte la primera línea de Metro automatizada. Así, se ha dado la autorización a la contratación de la redacción del proyecto con un presupuesto de más de 4 millones de euros y con un plazo de ejecución de 18 meses. El objetivo es resolver las demandas de movilidad de los vecinos que residan en este desarrollo urbanístico de la capital en 2029. 

La nueva línea de Metro, que partirá de la actual estación de Chamartín, contará con tres nuevas paradas -Centro de Negocios, Fuencarral Sur y Fuencarral Norte-, tendrá tres kilómetros de longitud y una demanda potencial de 40.000 viajeros diarios.

La automatización del trayecto permitirá que los convoyes circulen sin conductor, de modo que los trenes son vigilados y programados desde un centro de control. Este sistema, además, optimizará el tiempo de tráfico de los trenes, aumentará la velocidad media del sistema, acortará sus intervalos y reducirá el tiempo de espera y de permanencia en las estaciones. 

Los Metros automáticos permiten una mayor capacidad y adaptación total de la oferta a la demanda, mejorando la frecuencia en hora punta y reduciendo al mismo tiempo las posibles incidencias. No supone en ningún caso un descenso de puestos de trabajo, puesto que se fomenta un modelo de organización en el que los operarios requieren un conjunto más amplio de habilidades y mayor polivalencia y flexibilidad. 

Además, facilitan una bajada de los costes totales de los coches por kilómetro gracias al ahorro en el consumo energético respecto a las líneas convencionales y disminuye los de mantenimiento. También logran una mejor circulación mediante los nuevos patrones de conducción y posibilitan el máximo rendimiento del frenado regenerativo de los trenes.

Varios países asiáticos son líderes en automatización de Metro, con capitales como Singapur o Kuala Lumpur, con 126 y 97 kilómetros, respectivamente, mientras que la mayor parte de los operadores de la UE cuenta también con esta tecnología. Francia se sitúa como el país europeo con más kilómetros de Metro automático, destacando los de Lille y Paris, con 47 y 33, cada una. Otras redes como la de Roma, Milán, Turín, Copenhague o Budapest también disponen de este servicio. En España, Metro de Barcelona tiene el 25% de la red en funcionamiento sin conductor. 

Dentro de las infraestructuras asociadas a Madrid Nuevo Norte se construirá un nuevo intercambiador en Chamartín, que contará con una capacidad estimada potencial de más de 105.000 viajeros al día y permitirá la intermodalidad de cuatro medios de transporte ferroviarios: alta velocidad, media/larga distancia, cercanías y metro y dos medios de transporte rodados: autobuses urbanos e interurbanos en 37 dársenas (25 operativas para usuarios y 12 técnicas) y 400 plazas de aparcamiento. La inversión prevista es de 65 millones de los que la Junta de Compensación aportará 30. 

Bus de uso prioritario 
Por otra parte, se construirá en superficie y en paralelo a la línea de Metro Madrid Nuevo Norte un nuevo transporte rodado de alta capacidad con preferencia semafórica, el Bus de uso Prioritario (BuP), que circulará a lo largo de todo el desarrollo con conexión a todas las nuevas estaciones de Metro, y contará con un ramal de acceso al sur del barrio de Las Tablas y Sanchinarro. 

El enlace con el sistema de transporte público se llevará a cabo también con el intercambiador de Plaza de Castilla y el área intermodal de La Paz, con el Metro de Chamartín (Línea 10–Línea 1) y con la red de Cercanías, media/larga distancia y alta velocidad en la estación de Chamartín. 

Estos servicios en Madrid Nuevo Norte harán que el 95% de las parcelas residenciales y de oficinas de la zona estén localizadas a menos de 10 minutos a pie de un modo de transporte público de alta capacidad. Esto es, el 80% de los desplazamientos dentro del distrito se realizará con transportes sostenibles.