PERTE sobre microchips y semiconductores: una España digital y soberana

  • TECNOLOGÍAS

photonic-microchip

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció recientemente una ayuda de 11.000 millones de euros, procedentes de los fondos europeos, para poner a España a la vanguardia de la creación de microchips y semiconductores. Este Proyecto estratégico para la recuperación y transformación económica (PERTE) ha sido recibido con interés mayúsculo, tanto por la patronal digital Ametic como por ciertas localidades estratégicas en el mercado, como Vigo o Trujillo.

Hace poco menos de dos meses, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, hacía oficial la Ley de Chips Europeos, que tenía como objetivo colocar al continente a la vanguardia de un producto fundamental para un futuro que ya es presente. Para la titular de la Comisión, “sin chips no habrá transición digital, ni transición ecológica, ni liderazgo tecnológico. Garantizar el suministro en los chips más avanzados se ha convertido en una prioridad económica y geopolítica”. 

Una línea similar a la que siguió la semana pasada el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, cuando aseguró que "España no va a perder la carrera ante la tecnología más avanzada". Lo hizo durante la presentación del Proyecto estratégico para la recuperación y transformación económica (PERTE) sobre microchips y semiconductores. Un plan que va a conllevar una inversión pública de 11.000 millones de euros procedentes de los fondos europeos.

Este dinero viene a poner sobre el tapete la importancia de los PERTE para el actual Ejecutivo. Se trata, sin duda, de una de las patas principales de su Plan de Recuperación. Unos proyectos estratégicos para el futuro de la economía española que el Gobierno pretende impulsar mediante la colaboración entre administraciones, empresas y centros de investigación.

Actualmente hay nueve PERTE aprobados (vehículo eléctrico, salud de vanguardia, energías renovables, agroalimentario, nueva economía de la lengua, economía circular, industria naval, aeroespacial y ciclo del agua) y uno más anunciado, de la economía social de los cuidados, a los que se une ahora el de los microchips.

¿Por qué un PERTE de microchips y semiconductores?
Precisamente la escasez de microchips y semiconductores fue la causa de importantes cuellos de botella en la economía mundial tras los confinamientos asociados a la pandemia, que acabaron por impulsar la citada acción de la Unión Europea para reforzar la autonomía continental.

Pero esa soberanía comienza en la independencia de sus estados miembros. La Unión lanzó sus paquetes de ayudas para que los países pudieran emprender el camino digital con holgura. De ahí que Sánchez destacase el liderazgo de España en la ejecución de estos planes de recuperación, de los que ya se han recibido un total de 19.037 millones de euros.

"Recibir los fondos es el primero de los desafíos, pero el reto importante es ejecutarlos con rapidez, de manera eficiente", de modo que "impacten en la vida cotidiana de las personas", recalcó el presidente, quien subrayó “el enorme esfuerzo” que la administración general del Estado lleva haciendo desde que se aprobó el plan hace nueve meses.

En ese tiempo se ha autorizado el gasto de 27.928 millones de euros de los ejercicios presupuestarios para el año 2021 y 2022; se han publicado 1.612 convocatorias (hasta 22 de marzo); y se han resuelto más de 524 convocatorias por 8.552 millones euros, que han beneficiado a más 11.000 proyectos.

Celebración de la patronal e interés regional
Por su parte, Ametic celebró que España siga el ejemplo de países como Alemania o Francia y sitúe a la electrónica como pieza clave del futuro industrial del país y la soberanía tecnológica de la Unión Europea, según un comunicado.

La patronal digital, que creó precisamente un grupo interno de microelectrónica y que tiene como una de sus principales prioridades la creación de un mapeo de las capacidades ya existentes en España en el sector, considera que este PERTE debe complementarse con los planes que se presentarán a la convocatoria de Proyectos de Gran Interés Común Europeos (Ipcei) de microelectrónica.

El presidente de Ametic, Pedro Mier, destacó que la asociación espera que el mapeo ayude a definir "una estrategia coordinadade semiconductores" que "incluya desde la formación al desarrollo de productos hasta las capacidades orientadas al mercado".

Por su parte, regiones como Extremadura o Galicia ya han mostrado su interés en el amplio campo de desarrollo que ofrece este proyecto. El alcalde de Vigo, Abel Caballero, confirmó que la ciudad concurrirá al citado PERTE, pues Zona Franca y UVigo "llevan un año esperando" su aprobación para poder avanzar en la construcción de una fábrica de circuitos fotónicos. 

"Queremos formar parte de esa cadena de producción de semiconductores", afirmó Caballero, "por lo que vamos a crear una planta de circuitos fotónicos y un laboratorio de I+D". Un plan en el que se invertirá un total de 50,4 millones de euros que redundarán en la creación de “150 empleos directos y 700 indirectos". 

En Trujillo (Cáceres) también se mira al proyecto con mucha atención. No en vano, la futura fábrica de diamantes sintéticos destinados a la producción de semiconductores que se instalará allí podrá acogerse a estas ayudas públicas, y convertirse así en uno de los motores económicos de la nueva soberanía europea.