Nuevas tecnologías en la red de Metro de Madrid para construir una ciudad sostenible

  • PROYECTOS

Metro digital Madrid

La transformación digital de Metro de Madrid se llama Smart Rail, y está compuesta por cuatro pilares: el CPD, el Puesto de Mando, la Estación 4.0 y el Tren digital. Cuatro elementos que mejorarán la experiencia del usuario y el ahorro energético, como ya ocurre en la nueva estación de Gran Vía, según la Consejera Delegada, Silvia Roldán.

Recomendados: 

Medición de la demanda de datos en el sector público Leer

Plan de Digitalización de las Administraciones Públicas 2021 -2025 Leer 

Transformación digital y modernización de las administraciones de las entidades locales Leer 

Con 300 kilómetros de red de Metro, 300 estaciones, 4.100 autobuses, cuatro intercambiadores de transporte y 2.500 kilómetros de carreteras, la Consejería de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid es un área estratégica para la región. Actualmente, esta consejería dispone de 2.000 millones de euros de presupuesto al año y espera destinar, en los próximos cinco años, 3.500 millones de euros en lo que sería la mayor inversión en infraestructuras hecha en la capital en los últimos 15 años. Un dinero que será destinado, entre otras iniciativas, a ampliar y modernizar la red de Metro y crear cuatro nuevos intercambiadores.

“Nuestro objetivo es mejorar todo el proceso de transporte, desde el comienzo hasta el final, y adaptar una red compleja y versátil con las nuevas tecnologías. Lo hemos hecho durante la pandemia con el control de aforos. Disponemos de tecnologías que nos permiten tomar decisiones en tiempo real para variar los recursos o reforzar líneas”, explicó el Consejero de Transportes e Infraestructuras David Pérez en un Almuerzo-Coloquio organizado por la plataforma enerTIC. “El ciudadano necesita información en tiempo real y de calidad para poder elegir su movilidad. Trabajamos en nuevas aplicaciones para ofrecer alternativas que luego el ciudadano pueda combinar”, agregó

Además, el actual contexto energético obliga a ser más eficientes en el consumo de energía. La tecnología es la herramienta para conseguirlo, aplicada tanto a la red de carreteras como a la organización de flotas o a la red de Metro. “Gracias al ahorro que se obtiene con la implantación de LED en la iluminación de las carreteras y otros sistemas que permiten graduar la iluminación hemos disminuido los consumos. En el caso de Metro, es un transporte poco contaminante, pero con un alto consumo de electricidad. Es el mayor consumidor de energía de la Comunidad de Madrid. La subida de la luz es tan brutal que va a suponer una desviación de unos 45 millones de euros, por lo que debemos poner en marcha sistemas para mejorar la eficiencia”, comentó David Pérez.

Cuatro focos para la sostenibilidad de Metro de Madrid
Uno de esos proyectos puestos para ahorrar energía es el sistema de gestión inteligente de ventilación (GIV). Mediante el uso de algoritmos de inteligencia artificial se controla y monitoriza cada ventilador de forma individualizada. Con este sistema, se ha alcanzado un ahorro de 20 GWh en dos años desde su inicio.

Esta iniciativa forma parte del proyecto de Transformación Digital de Metro, denominado Smart Rail, compuesto por cuatro pilares: el CPD, el Puesto de Mando, la Estación 4.0 y el Tren digital. Estos cuatro elementos se enlazan con el sistema Railnet y elementos avanzados de ciberseguridad. Para la consejera delegada de Metro, la digitalización es fundamental tanto para mejorar la experiencia del usuario y el ahorro energético. “La estación 4.0, cuyo ejemplo es la estación de Gran Vía, utiliza tecnología IoT, mientras que el tren digital incorpora sensorización y tecnología para el mantenimiento preventivo y la automatización”, señaló la Consejera Delegada de Metro de Madrid, Silvia Roldán.
 
Impulso de la colaboración público-privada
Carlos Díaz-Pache Gosende, Viceconsejero de Transportes e Infraestructuras, ahondó en la necesidad actual de innovar tanto desde el punto de visto ambiental como de ahorro de recursos públicos, y destacó la importancia de la colaboración público-privada para impulsar el desarrollo tecnológico. “Tenemos millones de datos de movilidad, proporcionados por las compañías de telecomunicaciones, que nos permiten repensar la red de transporte público. Los sistemas de inteligencia artificial y machine learning ayudan a extraer la inteligencia de esos datos vitales para nosotros. Estamos dispuestos a evaluar pilotos para mejorar la eficiencia en nuestra red de transportes”.

En cuanto a los Fondos NextGeneration, de los que se recibirán 160 millones de euros, el  viceconsejero explicó que se destinarán a proyectos avanzados en Metro (Línea 3) y Metrosur, el intercambiador de Valdebebas e iniciativas del Consorcio de Transportes, aunque si existe un segundo reparto a causa de inejecuciones, se podrían incluir otros proyectos.

Por su parte, D. Luis Miguel Martínez Palencia, Gerente del Consorcio Regional de Transportes, dio a conocer los proyectos donde actualmente trabaja su área: una matriz integral de movilidad que analiza los 22 millones de desplazamientos diarios que se producen en la región a través de tecnologías de Big Data, la gestión de aparcamientos a través de una app, la virtualización de la tarjeta de transportes o el sistema de pago cerrado EMV.