La Comisión Europea destina 382,7 millones de euros de apoyo a la transición digital española

  • TECNOLOGÍAS

Proyecto UE

Esta financiación adicional del Fondo Europeo de Desarrollo Regional se añade a los otros doce programas operativos del período 2014-2020. Como parte del plan NextGenerationEU, REACT-UE complementa con 50.600 millones de euros los programas de la política de cohesión para el período 2014-2020 a lo largo de 2021 y 2022.

Recomendados: 

Tendencias IT 2022: ¿qué impactará en la TI corporativa? Webinar

La interconexión
omnipresente
Leer

Bruselas ha enviado 382,7 millones de euros del tramo de 2022 del programa REACT-UE para apoyar la recuperación y la transición digital y ecológica de España. Esta financiación adicional del Fondo Europeo de Desarrollo Regional se añade a los otros doce programas operativos del período 2014-2020, a los 10.900 millones de euros de financiación que se proporcionaron a España en 2021 gracias a REACT-UE y a los 354,8 millones de euros asignados a cinco comunidades autónomas en el marco del tramo de 2022 de REACT-UE en diciembre de 2021.
 
El reparto queda así:
 
En Aragón, 2 millones de euros permitirán la contratación de más personal sanitario y la compra de equipos adicionales en los hospitales. Estos recursos también contribuirán a la transición digital de la comunidad autónoma mediante la mejora de su red de banda ancha y la digitalización del sector público, así como la mejora de las infraestructuras educativas.
 
En Asturias, 9,9 millones de euros apoyarán las inversiones en salud, en concreto, en la contratación de personal y la adquisición de equipos médicos, infraestructuras y proyectos de investigación y desarrollo. Los fondos también permitirán mejorar las condiciones de teletrabajo y los servicios públicos digitales, crear redes de saneamiento y plantas de tratamiento, y renovar escuelas para mejorar su eficiencia energética.
 
En el País Vasco, 40,6 millones de euros respaldarán la movilidad eléctrica en el transporte público, mejorarán la eficiencia energética y aumentarán el uso de energías renovables en los edificios públicos. Los fondos también contribuirán a renovar hospitales y escuelas, a reforzar los servicios sanitarios y sociales, y a fomentar la transición hacia una economía digital.
 
En Cantabria, 6 millones de euros se invertirán en productos médicos y servicios sanitarios para combatir la pandemia, en renovaciones de las infraestructuras públicas y de las viviendas existentes con el fin de mejorar su eficiencia energética, así como en infraestructuras para la formación profesional y el aprendizaje de adultos, en medidas de apoyo a las pymes, en el desarrollo de la red de banda ancha y en los servicios públicos electrónicos.
 
En las Islas Canarias, 58,5 millones de euros complementarán la ayuda existente de REACT-UE destinada a la recuperación en las islas. Estos fondos mejorarán los servicios sanitarios y la transición hacia una economía digital y ecológica. Además, la comunidad autónoma invertirá en apoyar el turismo sostenible, en servicios básicos para que los ciudadanos desarrollen o mejoren su educación, en viviendas e infraestructuras sanitarias, y en ayudar a las pymes a mantener o crear empleo.
 
En Castilla y León, 1 millón de euros fomentará, entre otras cosas, la transición ecológica de la comunidad autónoma, concretamente, a través de medidas destinadas a mejorar la eficiencia energética en los edificios públicos y en las pymes, a reforzar los servicios sanitarios y sociales, y a apoyar la transición digital mediante el desarrollo y la mejora de los servicios electrónicos para los ciudadanos.
 
En Cataluña, 130,1 millones de euros se destinarán principalmente a la construcción y la renovación de infraestructuras educativas y sanitarias (atención primaria y hospitales). Cataluña también utilizará los fondos para mejorar los servicios sanitarios y sociales, con el fin de luchar contra la pandemia de COVID-19 y apoyar la transición hacia una economía digital y ecológica.
 
En Ceuta, 2 millones de euros respaldarán la transición hacia una economía digital mediante la mejora de la tecnología en las infraestructuras del sector público. Las empresas también se beneficiarán de un mayor apoyo al capital circulante y a la inversión en sectores con un gran potencial de creación de empleo, viendo fomentados, en particular, los proyectos innovadores relacionados con las tecnologías digitales, la economía ecológica y la economía circular.
 
En Extremadura, 12,7 millones de euros aumentarán el apoyo al sector sanitario en la lucha contra la pandemia. Además, Extremadura apoyará a las pymes con capital circulante, ayudándolas a mitigar los efectos de la crisis, y mejorará los centros sanitarios de atención primaria, en particular, desarrollando medidas de eficiencia energética.
 
La ciudad autónoma de Melilla recibe un complemento de 3 millones de euros destinados a mejorar la eficiencia energética en edificios públicos y privados, y a apoyar su transición hacia una economía digital, en especial, a través de la mejora de las aplicaciones TIC para la administración, el aprendizaje, la inclusión, la cultura y la sanidad electrónicas.
 
En Murcia, 32,8 millones de euros se invertirán principalmente en infraestructuras sanitarias y servicios electrónicos, como la inclusión y accesibilidad digitales, el aprendizaje electrónico y la enseñanza en línea.
 
En Navarra, se invertirán 13,9 millones de euros en renovar infraestructuras educativas para 5 500 alumnos, reforzar los servicios sanitarios y sociales, apoyar la transición climática de la región mediante la inversión en movilidad sostenible, y contribuir a la transición digital aumentando la conectividad y mejorando la digitalización de los servicios públicos.
 
Contexto
Como parte del programa NextGenerationEU, REACT-UE complementa con 50.600 millones de euros (a precios corrientes) los programas de la política de cohesión para el período 2014-2020 a lo largo de 2021 y 2022. Las medidas se centran en potenciar la resiliencia del mercado laboral, favorecer el empleo, y ayudar a las pymes y a las familias con bajos ingresos, así como en sentar, con visión de futuro, las bases a efectos de la doble transición ecológica y digital. REACT-UE entró en vigor el 24 de diciembre de 2020 y puede financiar gastos retroactivamente desde el 1 de febrero de 2020 hasta el 31 de diciembre de 2023.