El proyecto Territorio Rural Inteligente de Castilla y León amplía su red de sensores

  • TECNOLOGÍAS

Rural CyL

La Consejería de Movilidad y Transformación Digital de la región ha instalado ya más de 1.500 sensores, que podrían llegar a ser 2.000 durante el primer trimestre de 2023. Tecnologías como Big Data e internet de las cosas (IoT), así como el asesoramiento recibido a través de la Oficina de Apoyo a la Smart Rural, han permitido estos avances.

Recomendados:

Innovación tecnológica.
II
 Foro IT User,
28 septiembre Regístro

La licitación pública en España, primer semestre 2022 Informe 

En busca del Gobierno Abierto Especial 

El Esquema Nacional de Seguridad en la contratación pública Leer

La consejera de Movilidad y Transformación, María González Corral, presentó ayer en Villalpando la ampliación de los servicios integrados en el proyecto Territorio Rural Inteligente, que supone la puesta en marcha, en colaboración con las Administraciones locales y provinciales, de cerca de 800 nuevos sensores para la mejora de la gestión de servicios públicos, que se suman a los 700 ya instalados y que suponen una inversión total de más de 1,6 millones de euros.

Acompañada por el presidente de la Diputación Provincial de Zamora, Francisco Requejo, y del alcalde de Villalpando, Félix González, la consejera explicó que del total de estos nuevos sensores, el 98% se centra en monitorizar en tiempo real el nivel de llenado en contenedores de residuos, y el resto se han destinado en la medición de calidad de agua en diferentes zonas rurales de Castilla y León.

Los datos recogidos por estos dispositivos son enviados a la plataforma de software común denominada Territorio Rural Inteligente que, promovida por la Administración Autonómica, permite a ayuntamientos y diputaciones, por un lado, consultar la información medida por los sensores, y, por otro, tener un registro histórico de los datos.

González Corral señaló que el objetivo de este proyecto de sensorización es realizar una gestión más eficiente de los servicios de recogida de residuos, permitiendo conocer aquellos contenedores que tienen un nivel alto de llenado y optimizar de esta forma las rutas que realizan para la recogida, reduciendo, según se estima, en al menos un 30% el gasto de combustible. Asimismo, el sistema permite gestionar alertas que notifican a los gestores del servicio un nivel de llenado próximo al desborde, para que se priorice la recogida de estos contenedores.

Cabe reseñar que este grupo de sensores de residuos, instalados en contenedores de vidrio (43,41%), envases (37,24%) y papel (19,25%), 147 se encuentran distribuidos en 64 municipios de la provincia de Zamora, y vienen a sumarse a los ya implantados a través del convenio firmado entre diputaciones y Junta, permitiendo llegar a más de mil contenedores de residuos en toda la Comunidad.

Por otra parte, los nuevos sensores de medición de calidad del agua instalados en 15 municipios están permitiendo monitorizar los niveles de cloro de los depósitos municipales. Al igual que con los sensores de contenedores, se han programado alertas que permiten avisar de niveles altos o bajos de cloro para que puedan tomarse las medidas oportunas para la mejora de la calidad del agua.

Territorio Rural Inteligente de Castilla y León también permite monitorizar el estado de otros servicios públicos como el alumbrado, aparcamientos municipales, patrimonio cultural, depuradoras o depósitos de sal en carreteras gracias a los más de 1.500 sensores que están implantados en la actualidad, que llegarán, según se prevé, a ser 2.000 durante el primer trimestre de 2023.

Desde la Consejería de Movilidad, se quiere recordar la posibilidad con la que cuenta cualquier administración local de Castilla y León para sumarse a este proyecto de sensorización e incorporación de tecnología a los servicios públicos, siendo únicamente necesario dirigirse a la Oficina de apoyo a la Smart Rural.

La Oficina de Apoyo a la Smart Rural
La Oficina de Apoyo a la Smart Rural de la Consejería de Movilidad y Transformación Digital da soporte a ayuntamientos y diputaciones de Castilla y León para que puedan poner en marcha los proyectos de Territorio Rural Inteligente. También les asesoran técnicamente en la selección de las soluciones tecnológicas más adecuadas, y les ayudan en la integración de sensores en la plataforma.

Además, la Oficina ofrecerá formación tecnológica especializada para los responsables informáticos de las administraciones locales, organizará grupos de trabajo y jornadas de difusión y generará contenidos de apoyo a las administraciones sobre cómo implantar las tecnologías.

Smart Comunidad Rural Digital (SmartCRD)
La compra de estos nuevos sensores, que suponen una inversión de 322.456 euros, se ha financiado mayoritariamente a través de Smart Comunidad Rural Digital (SmartCRD), un proyecto de colaboración entre Administraciones Públicas de España y Portugal, aprobado en el marco del Programa de Cooperación Transfronteriza Interreg V-A España-Portugal 2014-2020 (POCTEP) y cofinanciado a través de fondos FEDER, y cuyo objetivo es implantar servicios Smart Rural que permitirán la gestión inteligente de servicios públicos de las administraciones locales españolas y portuguesas mediante sensores de Internet de las Cosas (IoT).

Capacitación digital
Más allá de la implementación de nuevas tecnologías digitales en el medio rural, la Consejería tiene como objetivo lograr que los habitantes de estos municipios puedan adquirir las competencias digitales necesarias para poder sacar el mayor provecho de las mismas y, por ello, a través del programa CyL Digital, se promueven cursos de formación, asesoramiento y certificación en la red de centros rurales asociados. Tras la presentación, la consejera ha visitado el centro asociado al programa CyL Digital de Villalpando. La red cuenta, además, en la provincia de Zamora con tres centros más en Corrales del Vino, Villanueva del Azogue y Santovenia de Esla.

TAGS Big Data, IoT