La nube híbrida y multicloud, vectores de eficiencia e innovación en el sector público español

  • Tribuna de opinión

Cloud privada

En los últimos meses todos hemos comprobado cómo, con las herramientas necesarias, la continuidad del negocio es posible fuera de las oficinas. Esto también ha ocurrido en las entidades públicas que, en muchos casos, se han visto obligadas a agilizar sus procesos de transformación digital para mantener y mejorar la atención a los ciudadanos, tanto a escala local, como regional o nacional.

Jorge Vázquez, director general para España y Portugal. 
NUTANIX


Las tecnologías que tendrán más peso en todo este proceso de digitalización de la Administración Pública serán los nuevos modelos en la nube. Cloud híbrida y multicloud, las bases de datos como servicio, los modelos de suscripción o el acceso al software como servicio (SaaS) aportarán flexibilidad, ayudarán a prestar un mejor servicio al ciudadano, permitirán ahorrar costes (pago por uso) y, por supuesto, priorizarán la eficiencia energética y contribuirán a construir una sociedad más sostenible.

Las nuevas tecnologías cloud en España

España mantiene una decidida apuesta por la innovación. Una prueba más de ello ha sido la elección de Barcelona como sede para ubicar el nuevo Centro Europeo de Excelencia de Nutanix para toda la región de Europa, Oriente Medio y África (EMEA). Este centro, ubicado en la Torre Mapfre, está dotado con las últimas tecnologías y ayudará a las administraciones públicas y empresas españolas a acelerar sus planes de transformación digital y a facilitar la ejecución de estrategias híbridas multicloud.

Son muchos los organismos públicos que ya han depositado su confianza en este tipo de soluciones, poniendo la eficiencia y la simplicidad al servicio de alumnos, pacientes y ciudadanos en general: desde los Ayuntamientos de Lloret de Mar, Vilafranca del Penedés y Las Rozas, al Centro de Pruebas y Validación (CEPRUVAL) del Ejército de Tierra, la Gerencia de Informática de la Seguridad Social (GISS), la Universidad Pública de Navarra (UPNA) o los Servicios de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) y Andalucía (SAS).  

Por todo ello, podemos afirmar que la digitalización ya es un hecho es nuestro país y que 2022 ha sido el año del despegue definitivo de la nube híbrida y multicloud en el Sector Público. Además, la tendencia parece imparable. Según nuestro último estudio Enterprise Cloud Index, la adopción de los modelos multicloud alcanzará un 64% en los próximos tres años y el 83% de los encuestados está de acuerdo en que el modelo híbrido multicloud es el ideal para hacer frente a sus principales retos.

Si analizamos estas cifras, la clave de este crecimiento radica principalmente en los beneficios que aportan estos modelos en la nube a las administraciones públicas: desde la seguridad a la interoperabilidad, pasando por la movilidad de aplicaciones. Estos dos últimos beneficios son muy importantes para todo tipo de instituciones, ya que permiten ampliar y reducir el uso de sus herramientas según vaya variando la demanda de los ciudadanos (en función de determinadas campañas o momentos del año) y, para ello, necesitan contar con una infraestructura que sea capaz de moverlas fácilmente entre nubes y entornos tecnológicos.

Otra de las ventajas que aportan estos entornos es simplificar la gestión de los datos. Las instituciones públicas ven cómo el volumen de información se duplica cada año, por lo que disponer de los medios de almacenamiento necesarios puede llegar a ser algo cada vez complejo. Cuando el crecimiento es tan exponencial, seguir las reglas tradicionales de adquisición de unidades de almacenamiento es un riesgo muy grande, ya que puede que nunca sean suficientes. Por eso, el enfoque tradicional de poseer en propiedad los medios de almacenamiento se seguirá cuestionando seriamente y las bases de datos como servicio (DBaaS) tendrán cada vez más relevancia.

Finalmente, tampoco podemos olvidar que el modelo de suscripción y el acceso al software como servicio (SaaS) es una realidad que cuenta con la gran ventaja de democratizar la tecnología. SaaS pone al alcance de cualquier institución, incluso aquellas con menos recursos, todas las herramientas que antes solo podían permitirse las grandes organizaciones.

Desde Nutanix, no tenemos ninguna duda de que la apuesta por todas estas nuevas tecnologías es clave para el futuro de nuestras administraciones públicas, pero también sabemos que, como cualquier otra decisión trascendental de negocio, su implantación debe responder a las necesidades y expectativas que cada institución necesite cubrir. Por ello, nuestra recomendación es que antes de iniciar cualquier proyecto de transformación digital, se tengan siempre en cuenta tres aspectos fundamentales: las personas que tendrán que enfrentarse a nuevas formas de trabajar (y cómo les formamos), los procesos y las tecnologías.

En definitiva, seguiremos trabajando para poner a disposición de las AAPP una “infraestructura digital inteligente”, que sea flexible, sostenible, eficiente, escalable, capaz de implementarse en solo unos días, en cualquier ubicación y con un modelo de pago por uso.

Jorge Vázquez, director general para España y Portugal. NUTANIX