Cómo adaptar la nube al sector público

  • Tribuna de opinión

Cloud administración

Aunque el mercado ofrece recursos de TI de manera agnóstica sin importar dónde van a ser utilizados, las AAPP se enfrentan a unas exigencias particulares al hacer sus inversiones tecnológicas que complican un hito básico hoy en día como es la migración hacia infraestructuras híbridas que combinen activos on-premise con servicios en cloud pública.

José Manuel Bernal,
Director de Servicios en España. 

CRAYON


Los CIO del sector público son conscientes del éxito de esta decisión para poder optar a la tecnología necesaria que les permita proporcionar servicios de calidad a la ciudadanía. El problema es que muchos ya han comprobado que el modelo de la nube pública parece muy sencillo, pero no lo es. Se enfrentan a las mismas dudas que el sector privado a la hora de determinar qué migrar o no, conocer a fondo las condiciones de los proveedores, garantizar la seguridad de los datos, gestionar los recursos, controlar el gasto... Pero a estas se suma la ‘inflexibilidad’ de la contratación pública ante la flexibilidad de la nube; es decir, la dificultad de calcular de forma cerrada consumos/gastos en los presupuestos, la confección de pliegos de contratación, y las limitaciones para modificar en tiempo real lo contratado.

Es por ello que en las AAPP es aún más crítico realizar la migración a la nube con la máxima prudencia y eficacia. Abordarla en compañía de expertos del entorno cloud mediante una estrategia personalizada permite acelerar esta transición con las máximas garantías y conseguir una optimización de los costes.

En el caso de Crayon, esa estrategia comienza con la definición de un marco de trabajo que permita presentar una propuesta de valor, identificando necesidades, retos y recursos disponibles. A esta consultoría le sigue una optimización en origen de la infraestructura TI, determinando qué activos son susceptibles de migrar a la nube. Esta fase es clave para lograr un control de los costes en cloud, que solo se conseguirá si una vez en la nube se aplica una optimización continua de los recursos allí alojados. En todo este proceso, es crítico contar con la confianza del personal interno y eso se consigue gracias a la formación que reciben de nuestros arquitectos cloud paralela a la ejecución del proyecto.

Solo así es posible establecer un plan de gobernanza de cloud para evitar que sea cloud quien gobierne y termine generando sobrecostes, algo fundamental cuando se trata de gestionar el dinero público.

José Manuel Bernal, Director de Servicios de Crayon en España