La digitalización de la Administración Pública: retos en ciberseguridad

  • Tribuna de opinión

Ciberseguridad Galicia

La proliferación de internet, con más de 4.000 millones de usuarios a nivel mundial, ha impulsado la transformación en las estructuras empresariales de todos los sectores, desde el sector privado a la educación, la sanidad, la industria… sin dejar de lado a la Administración Pública.

Sergio Martínez,
Country Manager 

SONICWALL


Los entornos de trabajo híbrido están siendo la palanca de cambio en esta transformación, ya que se ha convertido en la forma más favorecedora de trabajar y una de las más valoradas por empleados del sector público y privado.

A esto hay que añadir que los ciudadanos, en este entorno de digitalización, cada vez son más exigentes y tienen como “normal” poder acceder de manera eficiente a cualquier servicio gubernamental en cualquier momento y desde cualquier lugar. Los gobernantes, para adaptarse a estas nuevas exigencias, han ido adecuando la necesidad de desarrollar la Sociedad de la Información y la administración electrónica, con todas las ventajas que esto supone, pero también con los nuevos desafíos que conlleva, sobre todo, en términos de seguridad.

La Administración Pública tiene, por tanto, el compromiso de dar servicio y promover el beneficio de los ciudadanos con el uso de las nuevas tecnologías y las comunicaciones, transformando la Administración Pública en e-administración, pero al mismo tiene que generar confianza y seguridad en el uso de las tecnologías.

La Administración Pública necesita que el uso de información se realice de forma segura para garantizar el servicio al ciudadano. Al manejar un gran volumen de datos, es primordial salvaguardar la confidencialidad, garantizando su autenticidad, su integridad y la disponibilidad de estos. Garantizar la protección de la información pública, sus sistemas y servicios, asi´ como las redes que lo soportan, es imperativo.

Y es que el sector público se ha convertido en uno de los blancos preferidos de los ciberdelincuentes, sufriendo cada vez un mayor número de ataques de ransomware. Pero no sólo esto, sino que, según diferentes estudios, el 72% de las Administraciones Públicas que han sido atacadas por ransomware han visto cifrados sus datos y sistemas, y tan solo el 20% han logrado detener un ataque ransomware antes de que sus datos fueran cifrados.

Como consecuencia, los gobiernos deben adoptar los medios y tecnologías adecuadas para la protección y control del acceso a la información, y han de regular unos procedimientos eficaces para su almacenamiento, procesamiento y transmisio´n seguros. Y también para recuperarse, en el caso en el que el ataque tenga éxito.

Estamos pues ante un escenario complejo, en el que la digitalización del sector público está sujeta a nuevos desafíos, ya que se combinan, por un lado, el hecho de que la transformación digital es fundamental en los servicios prestados por las administraciones y, por otro, los crecientes los riesgos y ciberamenazas.

Este escenario complejo hay que simplificarlo con herramientas que ayuden a mantener a los empleados en sus tareas, facilitando los procesos y garantizando la seguridad de estos. Las tecnologías han de permitir una comunicación fluida y han de ser una herramienta de colaboración entre los empleados gubernamentales y los ciudadanos, apoyando formas nuevas, más participativas, innovadoras y ágiles en la prestación de servicios.

SonicWall ha sido y es un proveedor histórico de la administración pública a nivel mundial, y en España también. Por ello, hemos vivido en primera persona su digitalización, a la que hemos contribuido con nuestro granito de arena y seguiremos haciéndolo con toda la ilusión y eficacia del primer día.

Sergio Martínez, Country Manager de SonicWall