Presente y futuro de una España sostenible y digital (II)

  • TECNOLOGÍAS

AMETIC II

La segunda jornada del 36º Encuentro de la Economía Digital y las Telecomunicaciones de AMETIC estuvo consagrada a los esfuerzos realizados por el Ejecutivo en materia de conectividad y las bondades de ahí derivadas, palpables en sectores tan dispares como la Salud o la ciberseguridad.

Retomando el hilo de la primera jornada del 36º Encuentro de la Economía Digital y las Telecomunicaciones de AMETIC, Clara Sanz, Secretaria General de Formación Profesional, se refirió a la importancia de la educación digital para poner a España a la vanguardia de una nueva forma de hacer industria. Para la ponente, “la gran diferencia no es disponer de la información, sino la capacidad de utilizarla y generar conocimiento a través de la tecnología. Eso es generar talento y, para ello, necesitamos competencias digitales, ya que la tecnología, sin competencias digitales, no cambia absolutamente nada. Por tanto, la 4ª revolución industrial es la revolución de las tecnologías y las competencias, y el gran reto es la formación”, afirmó.
 
Esta formación profesional “tiene un carácter dual, ya que nadie con una titulación de carácter digital podrá obtenerla sin haber pasado antes por la empresa”. Unas prácticas en sintonía con una nueva manera de afrontar la educación gracias a las tecnologías habilitadoras, como los gemelos digitales o los simuladores y RV, “que ya están en las aulas de formación profesional”. “Igualmente, usamos IA y Big Data para elaborar herramientas que hasta ahora no hemos tenido y que nos sirven para encontrar las necesidades a tiempo real de perfiles ocupacionales en el mercado”, aseguró la Secretaria General. 
 
 
El objetivo es que la formación profesional “pueda anticiparse eficazmente a las competencias” y, para ello, “el contacto con las empresas debe ser permanente”. “También es fundamental la colaboración público-privada, el trabajo por redes de los centros, la innovación y la investigación aplicada, y la incorporación profunda de las competencias genéricas, que son las que verdaderamente crean empleabilidad. La capacitación, pues, es la palanca para el crecimiento”, sentenció. 
 
Esta novedosa educación dejará su huella en una nueva industria digital que “ya se ha consolidado como un reto y una posibilidad, pues implica mucho dinero y también mucho beneficiario”, como explicó Alberto Martínez Lacambra. El Director General RED.ES expresó su satisfacción por haber sido capaces de configurar, en este complejo contexto, “un mapa tecnológico para ayudar a las PYMEs”. “El diseño era ir a buscarlas y redundar en una gran capilaridad. Así, más del 50% de las empresas de este tipo han pedido la subvención para su digitalización. En Soria, por ejemplo, 8 de cada 10 lo han hecho. Es un éxito sin precedentes”.
 

"Usamos IA y Big Data para elaborar herramientas que hasta ahora no hemos tenido y que nos sirven para encontrar las necesidades a tiempo real de perfiles ocupacionales en el mercado".

Esta capilaridad se ha logrado gracias a la documentación telemática. Es decir, gracias al uso, por parte de la Administración, de las bases de datos ya existentes del registro mercantil, “lo que ha ayudado a crear un programa de una dimensión tan importante sin torturar al empresario”.
 
Un programa de colaboración público-privada que es el más importante de Europa. “9000 digitalizadores, 3.000 millones de euros, un millón de beneficiarios… en fin, cifras sin precedentes para un plan que está generando una observancia interesante. Todos quieren saber cómo nos está funcionando el programa”, concluyó Lacambra.
 
Conectividad y ciberseguridad
España, pues, se ha colocado a la vanguardia de Europa en lo tocante a una digitalización de carácter transversal. Una de las razones principales radica en el trabajo realizado por el Ejecutivo en el plano de la conectividad durante los últimos años. “Una posición ventajosa”, según Salvador Estevan, Director General de Digitalización e Inteligencia Artificial, que empuja a la Administración General del Estado “a ser catalizador e impulsor de este paradigma”.
 
 
“Algo que también funciona en el sector privado, donde es fundamental que las PYMEs estén preparadas para abrazar esas competencias digitales con el objetivo de ser competitivas y eficientes en el futuro. Así como con la ciudadanía, que debe entender la oportunidad que se está abriendo en el campo del trabajo. El trabajador podrá hacer una apuesta clara por sus habilidades para mejorar su posición y, sobre todo, con una visión a medio-largo plazo de tener un desarrollo importante como especialista TIC”, afirmó.
 
Vuelta, pues, a la capacitación; a ese eje sobre el que se vertebra el futuro digital del país. Una formación que no puede pasar por alto la ciberseguridad, de la que dio buena cuenta en el evento Félix Barrio, Director General de INCIBE. Su discurso hizo hincapié en “las claves de la cadena de suministro para la protección”, pues desde la organización se ha descubierto que “detrás de los grandes ciberincidentes aparecen referencias preocupantes a una cadena de suministro donde alguna de nuestras PYMEs estaba envuelta. Esto significa que hay una doble velocidad: la del mundo de la empresa y la de la cibesguridad”, desveló.
 
Barrio lamentó que el crecimiento de la inversión en ciberseguridad durante el comienzo de la pandemia bajase en un 70% una vez pasados los peores momentos. “Es comprensible, por todo el problema económico. Por eso, hemos de ayudar en la cadena, para responder con recursos públicos y dinamizar la inversión pública y privada, de modo que podamos contener la comentada doble velocidad”, aseveró.
 
 
Un primer paso que debe servir “para poner las bases de una sociedad y una economía más digital que nunca”. “El próximo año tendremos una nueva dirección con más regulación, con más sectores estratégicos obligados a participar en una contención de las amenazas y el desarrollo de capacidades y la correspondiente transposición al Real Decreto del nuevo Esquema Nacional de Seguridad”, concluyó.
 
El futuro digital es cuántico
Unos proyectos sobre ciberseguridad que sirven para dar respuesta a las problemáticas de un futuro cercano. ¿Pero qué ocurre con el largo plazo? ¿Estaremos preparados para la ciberdelincuencia cuando ésta se potencie desde la computación cuántica? Sandra Cerrato, Jefa de Proyectos I+D+i y Comunicaciones, SGSICS, Ministerio del Interior, comenzó a dar respuestas a estas preguntas en una mesa consagrada a este fascinante asunto: “Tenemos más de 100 proyectos activos de innovación, 50 a nivel europeo, y uno de los más importantes a futuro es, precisamente, el que nos hará formar parte del anillo cuántico de la Comunidad de Madrid. Será un centro tecnológico de ciberseguridad que contará con un nodo de comunicaciones cuánticas en las instalaciones. Como Ministerio de Interior, esto muy importante, porque hemos de estar a la vanguardia de la tecnología”. 
 
 
“Este hecho es sólo el primer paso, ya que también estamos trabajando en otro proyecto que complemente esta parte física y que, esperamos, salga en un futuro corto y que tiene que ver con las transacciones económicas. La protección de las mismas en el futuro depende de este trabajo que, por cierto, tiene un importante carácter satelital. El trabajo con los satélites es fundamental. También poder formar parte del anillo cuántico europeo, pero es que, claro, hay que tener paciencia. A todo esto le falta madurar, pero, por eso mismo, es el momento de apoyarlo. Si queremos ser punteros y no deseamos que los daños en ciberseguridad sean atroces por llegar tarde, hay que apostar por esta tecnología ya”, explicó.
 
Un proceso que pasa porque todos en la Unión Europea entendamos lo cuántico de la misma forma, como recordó Paloma García, Directora de Programas de Normalización UNE: “¿Qué programas cuánticos se normalizan en la UE? En primer lugar, ahora mismo está en marcha el de terminología y vocabulario. Tenemos que ser capaces de hablar de lo mismo. Esto parece lejano, pero no lo es. Cuando se publica una norma internacional, es un hecho relevante. Éste es el primer paso, que está ahora en desarrollo. A partir de ahí, se contemplan la arquitectura de las tecnologías cuánticas, aplicaciones, tipo de comunicación, simulación, computación y metodología”.
 
El reto, pues, revela capas y capas de complejidad, tanto a nivel europeo como español, pues implica, en palabras de Carme Artigas, secretaria de Estado de Digitalización e IA, “la necesidad de redefinir nuestro modelo productivo desde la sostenibilidad y la digitalización. Las dos palancas de cambio destinadas a transformar el modelo económico de España, tal y como lo refleja nuestro Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Así encontraremos nuestra soberanía digital y energética, a nivel nacional y europeo, reveladas ambas como críticas en los momentos de incertidumbre geopolítica en los que estamos”. 
 
 
Un proyecto “ejecutado a velocidad de crucero que está impactando en tres ejes fundamentales: las infraestructuras tecnológicas, las empresas y las personas”. “Todo ello ha sido logrado mediante iniciativas pioneras como el Kit Digital o apuestas a nivel de infraestructura como el Sandbox regulatorio de IA que liderará España. Estos pasos que nos colocan a la vanguardia digital de una transformación humanista que no deja a nadie atrás, como demuestran otras iniciativas también muy importantes, como la Carta de Derechos Digitales o el Plan Nacional de Competencias Digitales, que vamos a desplegar esta mitad del año y mediante el cual queremos lograr que el 80% de la población tenga competencias básicas antes de 2025”, concluyó.
 
eSalud
En este repaso al presente y futuro digital español, también hubo espacio para charlar sobre la Salud. “Creo que los retos principales actualmente convergen en la necesidad de una nueva atención primaria y la capacidad de anticipar eventos como el coronavirus. El caso es actuar en diversos ámbitos. De hecho, se han introducido a las competencias digitales buscando una experiencia transversal, ya sea tanto para ayudar a formar a los profesionales como, por ejemplo, para proteger los datos de los usuarios”.
 
Estas palabras introductorias de Celia Gómez, Directora General de Ordenación Profesional, Ministerio de Sanidad, tuvieron su continuación en la intervención de Santiago García, Director General de Tranformación Digital y Relaciones con los Usuarios del Gobierno de Cantabria, quien quiso destacar tres retos en el ámbito de la Salud donde las TIC son ya muy importantes:
 
- Calidad y equidad del sistema
- Reto demográfico
- Sacar beneficio de los datos sanitarios
 
El ponente también recalcó la importancia de una mejor proactividad con el paciente sano, de modo que el sistema “le señale la importancia de una revisión o de llevar una vida saludable”. “Ya, una vez enfermos, lo que uno espera es que la experiencia sea multicanal para el paciente, de modo que todo esté coordinado y éste pueda participar, incluso, en su proceso clínico”.
 
En este sentido, Santiago García no dudó en tildar la Covid de “living-lab”, pues “nos empujó ha realizar video-consultas, usar el SMS, los QR, los asistentes virtuales de voz para la vacunación… hemos llegado a los pacientes de manera más moderna y queremos darle a todo esto continuidad”.
 
 
Pero, para que estos avances se mantengan y evolucionen, “las aplicaciones y las herramientas deben ser ideadas y trabajadas por quien las va a usar”. “El profesional es también un usuario”, aclaró Celia Gómez. “Por tanto, la digitalización va a provocar que la adherencia del profesional a su uso o al manejo se revele como algo natural, algo muy importante. Tenemos profesionales a los que les ha costado mucho la consulta telefónica, por ejemplo. Necesitan, por tanto, capacitación incluso en algo, en principio, tan elemental”, zanjó. 
 
Empresa, infraestructura y 5G
La transformación digital es, pues, precisa en cada sector de la sociedad. Una obviedad que también quiso recordar Juan Jesús Torres, Secretario General de Administración Digital: “Lo digital ha pasado de ser un simple medio a convertirse en la única alternativa capaz de ayudarnos a superar los retos de la sociedad actual. Un contexto, por cierto, en el que “las AAPP están teniendo un papel muy destacado, pues se relacionan con la ciudadanía y ayudan a las empresas”.
 
Respecto a esta segunda cuestión, la empresarial, el ponente subrayó cómo “los fondos europeos han ayudado a España a diversos proyectos de transformación”, y destacó, particularmente, el Componente 11 del Plan de Digitalización, que ha exigido que el esfuerzo del Ejecutivo ponga el acento en tres ejes:
 
1. El dirigido al esfuerzo a la Administración General del Estado
2. El dirigido a proyectos de alto impacto, como Sanidad, Justicia o Empleo
3. El drigido a las políticas territoriales
 
“Todas estas ambiciosas inversiones están siendo el motor de proyectos de digitalización que están logrando una mayor eficiencia, tanto de los empleados como de los procesos llevados a cabo. Uno muy destacable es la cartera digital, un proyecto digital liderado por España. Esta cartera permitirá a la ciudadanía identificarse con el móvil en toda la Comunidad Europea”, comentó.
 
 
“También destaca el proyecto de datos de la Administración General del Estado, que facilitará la posibilidad de que las PYMES puedan contribuir a la puesta en marcha de servicios públicos, siempre poniendo el foco en la seguridad de los ciudadanos. En este sentido, hay que destacar que son ya 160 los servicios en forma de datos que distintas administraciones ofrecen desde nuestra plataforma”.
 
Por su parte, Roberto Sánchez, Secretario de Estado, Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, puso el foco de su intervención a la capacidad de lo digital para cohesionar territorios. “Estaba en nuestra mente en 2018. Con ese fin, elaboramos una Agenda Digital con objetivos muy concretos. Hoy podemos decir que los hitos intermedios en materia de conectividad e infraestructuras se están materializando. Tanto en el despliegue del plan como en las reformas legislativas y regulatorias que consideramos necesarias poner en marcha”, expresó.
 

"4 millones de viviendas tienen una red de banda ancha ultrarrápida que ha movilizado 1220 millones de euros, algo imposible sin colaboración público-privada".

“Todo ello nos permite hacer lo que prometemos que vamos a hacer. Planes como el despliegue del 5G, el impulso de la conectividad digital y la industria de semiconductores revelan un esfuerzo sin precedentes. Un esfuerzo también económico, pues se han necesitado 655 millones de euros para conseguirlo. De modo similar, 4 millones de viviendas tienen una red de banda ancha ultrarrápida que ha movilizado 1220 millones de euros. Esto hubiera sido imposible sin la colaboración público-privada, cobijada bajo un paraguas que llamamos UNICO”, explicó. 
 
Este hito de la conectividad se está topando con lo más difícil, que es llegar a las coberturas más complejas en términos de orografía. “Vamos a rediseñar una nueva convocatoria para el año que viene que nos permita cubrir esos espacios. También esperamos poder convocar este año UNICO Demanda Rural para prestar un servicio de banda ancha de 100 megabits/segundo a un precio asequible predeterminado. Aquí, la solución satelital parece la más adecuada. Y para reforzar el despliegue de 5G, también vamos a lanzar varias convocatorias novedosas que requieren la aprobación del régimen de ayudas del Estado por parte de la Comisión Europea. Estamos cerrando con ellos ahora mismo las condiciones de estas convocatorias”, desveló.
 
 
Sobre el desarrollo de 5G versó, precisamente, la intervención de Arturo Azcorra, Director General de Telecomunicaciones y Ordenación de los Servicios de Comunicación Audiovisual. “Tenemos tres grandes planes. Uno que es de despliegue (UNICO 5G); otro de desarrollo de servicios, esencial porque 5G está pensado sobre todo a aplicaciones industriales; y, finalmente, queremos avanzar ya hacia 6G, lo que nos empuja a la investigación”, confesó.
 
Estos planes generan, a la vez, tres convocatorias hoy discutidas con la UE:
 
- UNICO 5G Redes Pasivas: 150 M€ para infraestructura pasiva en localidades de menos de 10.000 habitantes.
 
- UNICO 5G Redes Backhaul Fibra Óptica: 250 M€ para conexión de backhaul fibra óptica a emplazamientos existentes en localizaciones de menos de 10.000 habitantes.
 
- UNICO 5G Redes Activas: 300-350 M€ para equipamiento activo.
 
Además, existen otras dos convocatorias abiertas:
 
Investigación y Desarrollo en tecnologías 5G, enfocado a empresas TIC.
Desarrollo tecnológico para aplicaciones 5G en proyectos transformadores, enfocado a todos los sectores.
 
“España es pionera en el desarrollo de la tecnología 5G”, recordó Azcorra. “También en lo referente a su despliegue. No en vano, fuimos los primeros de la UE. Ahora bien, 5G es una tipología muy compleja, ya que toda esta implantación no es homogénea, lo que implica que la implementación aún no es completa. Así que nos falta, en ciertos casos, un 5G con gran ancho de banda. Tampoco tenemos baja latencia, pues tenemos muy pocos nodos de edge implantados todavía. Por ello, con estas convocatorias, buscamos impulsar procesos colectivos sobre la tecnología 5G, así como financiar empresas en sector TIC que quieran repetir este éxito de España 5G y replicarlo en 5G avanzado y 6G”, concluyó.
 
 
Links al evento: