Presente y futuro de una España sostenible y digital (I)

  • NORMATIVAS

AMETIC 1

En el 36º Encuentro de la Economía Digital y las Telecomunicaciones de AMETIC, celebrado en Santander, se reunieron importantes nombres de la realidad digital española. Proyectos de presente y futuro, a corto y largo plazo, fueron desgranados durante tres días en un evento que inició un nuevo curso marcado por el desarrollo de tecnologías como 5G o la computación cuántica.

Sostenible y digital son los dos adjetivos sobre los que gira toda una estrategia de transformación de España. No extraña, pues, que también vertebraran las tres jornadas del 36º Encuentro de la Economía Digital y las Telecomunicaciones de AMETIC. El evento, celebrado en Santander, concitó a diversas personalidades de la Administración General del Estado, quienes comentaron la modernización actual de la nación y discutieron los avances por llegar en futuro no tan lejano.

Un viaje que supone “un gran desafío”, como recordó en la introducción al acto Reyes Maroto, “pero también una gran oportunidad para dar respuesta a los tiempos tan complejos que vivimos”. La Ministra de Industria, Comercio y Turismo, afirmó que “apostar por la autonomía industrial es hoy fundamental”, poniendo así el acento en uno de los focos del encuentro: la necesidad de reindustrializar el país para no tener dependencias que puedan costar tan caras como la energética en el contexto de la guerra de Ucrania.

“De esa autonomía surge, además, un empleo de calidad. Todo desde una innovación verde y digital, marcada en el Plan de Transformación, Recuperación y Resiliencia. Y es que, las inversiones han sido orientadas hacia una modernización que tiene que responder a los objetivos de una sociedad que está en constante cambio y frente a muchas incertidumbres. Esta transición verde y digital impulsa, pues una cuarta revolución industrial que cambiará, sí, los asuntos económicos y políticos, pero también nuestras relaciones sociales”, expresó. 

Maroto recordó la importancia de los PERTEs, así como de programas como Activa Industria, Activa Crecimiento y Activa Ciberseguridad, que cuentan con “una inversión prevista de 57 millones de euros, financiados por los fondos europeos, y tienen como objetivo apoyar a más de 1400 PYMEs en este proceso de reindustralización”.

Un periplo hacia lo digital que precisa de talento. “Debemos acelerarlo. En este campo, quiero destacar la labor que hace la Escuela de Organización Industrial, que depende del Ministerio, y que ha formado, en los últimos 5 años, a más de 13.000 jóvenes, con una tasa de empleabilidad cercana al 65%”. 

Teresa Riesgo, Secretaria General de Innovación, Ministerio de Ciencia e Innovación, tomó después la palabra para disertar, igualmente, sobre la necesidad de educar en una tecnología verde que marque la senda del futuro. “Hemos visto cómo desde el espacio se intentan controlar asuntos como la guerra de Ucrania de forma satelital. Esto tiene que ver con el desarrollo de capacidades digitales y, también, con todo lo que tiene que ver con la sostenibilidad. Son asuntos que están en nuestra agenda, así como la generación de talento, que es, quizás, lo más difícil. Porque necesitamos conocimiento, sí, pero un conocimiento que se aplique. Y para eso estamos aquí, para encontrar aplicaciones a esos conocimientos”.

“Para ello, es necesario cambiar las normas, y que todos entendamos esto. Por ejemplo, el jueves pasado se aprobó la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación sin ningún voto en contra. Esto es importante, pues no es tan sencillo generar consenso político. Sin embargo, esta ley, que afecta a aspectos importantes, como la relación entre los centros generadores de conocimientos y las empresas, lo ha conseguido”, recalcó.

Por su parte, Javier Ponce, Director General CDTI, se centró en el impulso de la Administración a la empresa, especialmente las PYMEs. “Seguimos ayudando a la pequeña y mediana empresa. Este año, de hecho, nos planteamos dar un 6% más de subvenciones, hasta el punto de que vamos a subir las ayudas no reembolsables. Así que, hay disponibilidad de fondos, hay fondos con alta intensidad de ayuda y hay una nueva ley que establece una garantía del crecimiento de la inversión pública, de modo que sólo queda la inversión privada para conseguir hacer un uso de estos fondos públicos”, dijo.

Efectivamente, el CDTI está movilizando actualmente unos 3.000-3.200 millones de euros. “Una movilización extraordinaria en i+d”, según Ponce. Lo que significa que la organización “empieza a tener un papel muy predominante de actuación en materia de i+d privada”. Un cambio “no sólo cuantitativo, sino cualitativo”. 

Ahora bien, el rendimiento de la tecnología no llega con el desarrollo de la tecnología, sino con la extensión de la misma en el mercado. “El problema de España es que no conseguimos que la tecnología se extienda a través de empresas españolas en el mercado porque empezamos a ser un poco el laboratorio de las multinacionales extranjeras. Éstas saben que tenemos buena ciencia y la quieren capturar una vez que está próxima a mercado. Tenemos que hacer crecer las empresas españolas. Necesitamos más empresas medianas y grandes; hacer de las startups grandes empresas. Del mismo modo, no es lo mismo un emprendedor que quiere ganar dinero a uno que quiere ser un empresario a largo o medio plazo. En España tenemos que apoyar este segundo perfil, porque es el que nos generará riqueza”, adujo.

Por eso, CDTI está entrando en dos líneas nuevas:

Transferencia de conocimiento – “Se han creado tres grandes fondos de transferencia de tecnología que están operando ya en los centros de investigación y universidades españolas. Hemos capitalizado estos centros con más de 140 millones cada uno”. 

Impulso empresarial – “Estamos haciendo crecer las empresas. Por ahora, el objetivo está puesto en aquellas de tamaño mediano, a las que queremos hacer crecer, pues, como dije, son las que verdaderamente generan riqueza para el país”.


Links al encuentro:

31/08 sesión mañana

31/08 sesión tarde