Propósitos para 2023 en Contratación pública

  • Tribuna de opinión

meta2023

Recién estrenado el año, es momento de hacer balance del que nos ha dejado y de proyectar nuestros deseos en el que acaba de llegar. 2022 ha sido un año marcado por la ejecución del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y durante 2023 se debe completar el total de 70.000 millones de euros en transferencias directas para los diferentes Ministerios, Comunidades Autónomas y Ayuntamientos para destinar a subvenciones, ayudas y licitaciones para su eficiente asignación a los objetivos del plan. Nuestro primer deseo.

Inma Cons Pombo, consultora jurídica, Kalaman ConsultingInma Cons Pombo, consultora jurídica, 
KALAMAN CONSULTING


A comienzos de 2022, la OIRescon publicó el primer Informe Anual de Supervisión de la Contratación Pública de España con las conclusiones de los órganos de control externo y de control interno de la contratación pública, así como los resultados de las actuaciones realizadas directamente por la OIReScon. Conclusiones que, a la espera de su segundo informe, que contendrá las conclusiones de este año, podemos trasladar en su práctica totalidad como buenos propósitos para 2023.

Y es que, en cuanto a publicidad y transparencia, continúa siendo igual de necesario mantener la actualización periódica de la documentación e información necesarias para realizar una adecuada publicación de las licitaciones y uso de los servicios electrónicos y ejercer el control de calidad de los datos publicados, así como que se potencie el uso de la Plataforma de Contratación del Estado como base de datos única en la contratación del sector público, incluyendo toda la vida del expediente de contratación.

A ello debemos añadir, la imperiosa necesidad de renovación de dicha Plataforma, renovación anunciada en el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2023 y que recibimos como buena nueva, si bien su actualización, considerando la amplitud de servicios que ofrece la PLACSP a sus usuarios se plantea con un horizonte de 4-6 años para una renovación completa.

Ello se traducirá en una clara mejora de la contratación electrónica, donde debe asimismo mejorar la diversidad en la aplicación de los criterios técnicos sobre la existencia de firma o certificado electrónico dependiendo del órgano de contratación.

En su primer informe la OIReScon, concluyó que los Pliegos y las exclusiones fueron las principales materias objeto de recursos especiales de contratación.

» Cuan necesaria es la correcta redacción y definición de los criterios de adjudicación en los pliegos para evitar su oscuridad y aplicación arbitraria y conseguir que se adjudique el contrato a la oferta de mayor calidad/precio.

Y, por tanto, cuan imprescindible sigue resultando la profesionalización de la contratación pública, para reducir errores de procedimiento que solo dilatan la asignación de los recursos; como sucede en el caso de las exclusiones, cuando falta la correcta justificación, sobre todo cuando se trata de motivos formales, así como cuando se omite la suficiente motivación de la resolución de adjudicación en relación con la valoración de la oferta realizada.

La asignación de fondos de manera eficiente, la calidad en la información de los procedimientos, la transformación digital y la profesionalización son más que buenos propósitos en los que seguir trabajando juntos en este nuevo año.

Inma Cons Pombo, consultora jurídica, KALAMAN CONSULTING